Menu
Portugal

Que ver y hacer en Lisboa

que ver lisboa
5/5 - (2 votos)

Sin lugar a dudas, hay muchísimo que ver y hacer en Lisboa. También conocida como la capital costera de Portugal, descubrirás que son infinitas las opciones en esta ciudad. Con una amplia oferta cultural, natural y gastronómica, Lisboa se ha convertido en los últimos años en uno de los destinos favoritos de los viajeros.

Quedarás fascinado por su buen ambiente, la calidez de su gente y sus bonitos colores característicos de sus edificios. Podrás disfrutar y conocer sus elementos culturales más importantes tales como el Monasterio de los Jerónimos o el Castillo de San Jorge, así como disfrutar de sus bonitas playas, desde donde podrás contemplar algunos de los atardeceres más bonitos del mundo. ¡Sigue leyendo para saber más!

Organiza tu itinerario de viaje con Passporter, totalmente gratis, fácil y funcional.  Inspírate de las experiencias de otros viajeros y elige los lugares que más te interesen, añadiéndolos al mapa de ruta.

Cosas que ver en Lisboa

Mirador Santa Lucía

El bonito Mirador de Santa Lucía se encuentra ubicado de camino hacia el Castillo de San Jorge, en pleno barrio de Alfama. A pesar de no ser el mirador más famoso de la ciudad, no te arrepentirás de hacerle una visita.

Este mirador del siglo XVIII es sin duda el más popular del barrio. No te dejes engañar por el hecho de que no sea tan conocido: podrás aprovechar para esquivar las masificaciones y disfrutar de unas vistas de una forma más íntima y tranquila. Está decorado al más puro estilo lisbonés, con sus paredes decoradas de azulejos y una bonita cubierta hecha de buganvillas. Una vez arriba, podrás sentarte a descansar mientras contemplas la bonita ciudad de Lisboa. ¡No olvides tu cámara de fotos!

Plaza del Comercio

Situada en el bonito y aclamado barrio de la Baixa Pombalina, la Plaza del Comercio es uno de los lugares más emblemáticos que ver en Lisboa. Anteriormente fue famosa por haber albergado el Palacio Real, antes de que este fuese destruido por un desastre natural.

ES_03_728 x 90

Esta plaza, ubicada a orillas del mar, ofrece unas vistas impresionantes. Además, su enorme extensión y los bonitos edificios que la rodean forman un cuadro digno de postal. En esta plaza podrás encontrar la principal oficina de turismo, así como una gran animación gracias a su amplia oferta de tiendas, restaurantes y cafeterías. Tras haber dado un paseo por la zona y haber contemplado su bonita estatua central, te recomendamos subir hasta el mirador del Arco de la Rua Augusta, desde donde podrás contemplar la plaza desde un punto de vista único.

Elevador de Santa Justa

El Elevador de Santa Justa se encuentra en pleno Barrio de la Baixa, conectándolo con el Barrio de Chiado. Además de ser una de las atracciones favoritas por los viajeros, este elevador de 45 metros de altura es una impresionante estructura de hierro inspirada en obras como la Torre Eiffel.

En su interior encontrarás dos ascensores mediante los cuales podrás subir a la terraza, desde donde podrás disfrutar de unas vistas increíbles de toda Lisboa y el río Tajo. Podrás sentarte a descansar en la agradable cafetería de la terraza, o bien cruzar la pasarela que conecta con el Barrio de Chiado. No puedes perderte una visita a este elevador, especialmente cuando esté cayendo el sol; disfrutarás de un auténtico atardecer de película.

Museo del Azulejo

Una cosa que sin duda no puedes perderte en tu viaje a Lisboa es una visita al Museo del Azulejo. Ubicado a escasa proximidad del Parque de las Naciones y la Plaza del Comercio, este museo te hará conocer más a fondo una de las tradiciones más cuidadas que ver en Lisboa.

En primer lugar, quedarás fascinado por la majestuosidad y dimensiones del edificio donde se alberga: ni más ni menos que en el interior del antiguo Convento de la Madre de Dios. Una vez en su interior, podrás disfrutar de una gran colección de azulejos y conocer la historia de Lisboa antes del terremoto que acabó con parte de ella. Antes de irte, no olvides acercarte a contemplar la impresionante Visión de Lisboa, un conjunto de azulejos que sin duda te dejará sin palabras.

Castillo de San Jorge

El Castillo de San Jorge es, probablemente, el monumento más significativo que ver en Lisboa. Con unos orígenes que se remontan más de ocho siglos atrás, este castillo se encuentra dentro del bonito barrio de Alfama, en la colina más alta de todas.

Además de poder disfrutar de un agradable paseo hasta allí, no puedes perderte las vistas panorámicas que te ofrece el castillo. Puedes entrar al castillo cruzando el Arco de San Jorge, y una vez dentro podrás pasear tranquilamente por su patio de armas, conocer los calabozos, subir a sus numerosas torres e incluso ver la famosa Puerta de Moniz. ¡No te pierdas una visita a esta magnifica fortaleza!

Catedral Sé de Lisboa

A lo largo del recorrido hacia el Castillo de San Jorge encontrarás la impresionante Catedral de Lisboa, mejor conocida por sus habitantes como la Catedral de Sé. Esta infraestructura de estilo románico es una de las mayores joyas arquitectónicas de Lisboa.

Está considerada como la iglesia más antigua de la ciudad debido a que su construcción comenzó a lo largo del siglo XII. Esta enorme catedral está formada por dos grandes torres y una fachada con una decoración espectacular. Y, por si fuera poco, en su interior podrás conocer algunos descubrimientos arqueológicos e incluso el elemento de mayor valor religioso que alberga esta catedral: los restos de San Vicente, el patrón de la ciudad.

Barrio de la Baixa

El Barrio de la Baixa es una de las zonas más famosas y concurridas que ver en Lisboa. Además de ser la zona más comercial y céntrico de la ciudad, la gran extensión de este barrio hará que quieras perderte en él durante horas.

ES_03_336 x 280

Quedarás fascinado por la gran animación que presenta este barrio, en gran parte debido a sus numerosas calles comerciales, plazas y restaurantes. A lo largo de tu paseo por esta zona, no te puedes perder sitios como la Plaza de los Restauradores y su impresionante obelisco, así como el majestuoso Arco de Rua Augusta y la Plaza Rossio, una de las más importantes del barrio. Déjate llevar por sus bonitas calles mientras disfrutas de la esencia más pura de Lisboa.

Monasterio de los Jerónimos

Una de las cosas que sin duda no puedes perderte en Lisboa es su magnifico Monasterio de los Jerónimos, declarado ni más ni menos como Patrimonio de la Humanidad. Esta impresionante fachada de arquitectura manuelina se encuentra ubicada en el Barrio de Belém.

Fue construida sobre los restos de una antigua ermita , terminando de construirse en el siglo XVI. Antiguamente estuvo ocupada por los monjes de la Orden de Sa Jerónimo, motivo por el cual posee este nombre. Quedarás fascinado con su inmensa fachada de 300 metros de longitud, además de su bonito claustro interior repleto de decoraciones de estilo marítimo. Algunos de los elementos más reconocidos del Monasterio y que no puedes perderte son la escultura de Nuestra Señora de Belém, la majestuosa Portada del Mediodía, que da entrada a la iglesia, y el mausoleo. ¡Puedes adquirir tus entradas a muy buen precio!

Parque de las Naciones

El Parque de las Naciones es una de las zonas remodeladas más bonitas de Lisboa. Antiguamente era un área industrial totalmente abandonada, pero posteriormente fue remodelada y actualmente es uno de los barrios más modernos de Lisboa.

También conocido como La Expo por haber recibido la Exposición Mundial de 1998, en este barrio podrás pasear por amplias zonas repletas de comercios, locales de ocio, residencias y jardines donde pasear y descansar. Sentirás que te encuentras en una ciudad diferente, pues se produce un cambio drástico en la arquitectura de sus edificios; a diferencia del resto de Lisboa, el Parque de las Naciones posee una arquitectura contemporánea que le da un aire realmente moderno. Si viajas con niños, no puedes perderte por esta zona una visita al Acuario de Lisboa, donde los peques se lo pasarán en grande.

¿Qué hacer en Lisboa con niños?

Tranvía 28

El Tranvía nº28 es uno de los elementos más significativos que ver en Lisboa. Este tranvía de estilo tradicional conecta las zonas de Campo Ourique con Martim Moniz, atravesando algunos de los puntos más concurridos de la ciudad.

Este tranvía tiene un característico color amarillo distintivo de todos los demás, siendo ya un auténtico icono de Lisboa. Podrás disfrutar de un paseo agradable y completo mientras contemplas desde el interior del vagón algunos de los monumentos más importantes de la ciudad. Resulta una forma alternativa y dinámica de conocer Lisboa, especialmente recomendable si se viaja con niños, pudiendo evitar que acaben cansados tras horas de recorrido y visitas.

ES_01_336

Barrio de Belém

Belém es uno de los barrios más famosos y bonitos que ver en Lisboa. Aquí no solo encontrarás los monumentos más significativos de la ciudad, sino que además alberga una historia de lo más interesante.

Este barrio, que se ubica junto a mar, posee una historia que está directamente relacionada con el puerto y sus pescadores, siendo en su momento un importante puerto comercial y punto estratégico para el comercio marítimo. Algunos de los puntos que no te puedes perder en este barrio es la impresionante Torre de Belém, situada sobre una enorme plataforma sobre el mar, o el famoso Monasterio de los Jerónimos. Y, por si fuera poco, aparte de monumentos también podrás entrar a distintos museos e incluso comprar algún Pastel de Belém. Además, podrás disfrutar de un extenso paseo a orillas del río, perfecto para disfrutar de una mañana soleada. ¡Este barrio tiene de todo!

Oceanário de Lisboa

Si viajas con niños, sin duda no puedes perderte una visita al increíble Oceanário de Lisboa. Este centro marino os dejará sin palabras tanto a grandes como pequeños con sus más de 8.000 de especies acuáticas, entre ellos tiburones, rayas, mamíferos y otros animales.

Una vez en su interior, os embarcaréis en una aventura «en las profundidades» del mar mientras conocéis algunas de los animales más impresionantes del mundo. Podréis recorrer cuatro hábitats diferentes: Antártico, Atlántico Norte, Índico Tropical y Pacífico Templado. A lo largo del recorrido, aprenderéis sobre el estilo de vida de estos animales mientras los más pequeños se lo pasan en grande. ¡Es el plan ideal para pasar una estupenda mañana en familia en Lisboa!

¿Qué hacer en los alrededores de Lisboa?

Cascais

Considerada como la ciudad de veraneo más famosa de Portugal y la más próxima a Lisboa, Cascais puede convertirse en el destino perfecto para hacer una escapada de un día.

Además de tener una estupenda ubicación a orillas del mar, esta bonita ciudad esconde un casco antiguo repleto de monumentos dignos de visitar. Podrás dar un agradable paseo por sus calles mientras contemplas alguno de sus elementos más emblemáticos, incluidos los restos de un antiguo pueblo de pescadores. A continuación, no puedes perderte los impresionantes acantilados conocidos como Boca do Inferno. Una vez hayas finalizado con la parte urbana, te recomendamos acercarte a alguna de sus playas y disfrutar el atardecer descanso en la arena o dándote un buen baño en el mar.

Sierra de Sintra

La Sierra de Sintra es uno de los lugares más atractivos que ver cerca de Lisboa, además de ser motivo de visita de este país por la mayor parte de viajeros. Ubicada a tan solo 30 kilómetros de la capital, no puedes perderte conocer esta bonita parte del país.

Sintra se caracteriza por sus increíbles castillos y su naturaleza salvaje, además de sus numerosos monumentos que sin duda te dejarán sin palabras. Entre ellos se encuentran el Palacio Nacional, el imponente Palacio da Pena, el Castelo dos Mouros y la Quinta de Regaleira. Sentirás que has entrado a un mundo totalmente mágico mientras recorres senderos y carreteras plagadas de árboles verdes y frondosos también típicos del norte de España. Un destino al que querrás volver una y otra vez.

Costa de Caparica

La Costa de Caparica supone el conjunto de playas más concurridas por los habitantes de Lisboa. Ubicada al sur de la desembocadura del Río Tajo, la cercanía de estas arenas con la capital hace que sea uno de los lugares favoritos que ver en Lisboa.

Lo más impresionante de esta playa es, sin duda, su extensión de hasta 30 kilómetros, ofreciendo un amplio espacio que escapa de las masificaciones y por donde puedes caminar tanto rato como quieras. Además, al estar ubicada al oeste, desde la Costa de Caparica podrás contemplar unos atardeceres de películas. Si quieres disfrutar de una tranquilidad absoluta, no dudes en alejarte unos kilómetros de las playas más principales y gozar de una paz y entorno natural único.

costa caparica lisboa
Costa de Caparica @jon_16

Itinerarios para tu viaje a Lisboa

¿Qué ver en Lisboa en 2 días?

  • Camina por la Plaza del Comercio
  • Visita el Castillo de San Jorge
  • Pasea por el Barrio de la Baix
  • Sube al Tranvía 28
  • Recorre el Barrio de Belém
  • Conoce la Costa de Caparic

¿Qué ver en Lisboa en 4 días?

  • Conoce el Monasterio de los Jerónimos
  • Pasea por el Parque de las Naciones
  • Contempla la Catedral Sé de Lisboa
  • Entra al Museo del Azulejo
  • Sube al Elevador de Santa Justa
  • Disfruta del Mirador de Santa Lucía
  • Escápate a Cascais
  • Disfruta la Sierra de Sintra

Preguntas frecuentes

¿Qué comer en Lisboa?


Lisboa, como cualquier ciudad del mundo, tiene sus platos tradicionales. Aquí tienes una lista de aquellos que no te puedes perder por nada del mundo.

– Te recomendamos empezar bien tu primer día de visita probando sus deliciosos Bolinhos, una pieza de pastelería.

– Para continuar, para la comida te recomendamos probar la famosa Cataplana, un plato contundente donde predomina el pescado y el marisco, o el Bacalhau á Bras, un increíble plato que mezcla bacalao con huevos y patatas fritas ralladas.

– Por último, para cenar te recomendamos probar las deliciosas Bifanas, un pan rústico que viene relleno de cerdo. ¡Una auténtica especialidad de Lisboa!

¿Cuánto cuesta una entrada al Oceanário de Lisboa?


El precio de una entrada para adultos cuesta 19€, la entrada para niños entre 4 y 12 años cuesta 10€, y finalmente la entrada para seniors cuesta 13€. Los niños menores de 4 años entran gratis.

¿Cómo llegar a Sintra?


Hay varias formas de llegar a Sintra desde Lisboa, pudiendo escoger el medio de transporte que mejor te convenga dependiendo de tu presupuesto y tiempo.

– La opción más barata para ir a Sintra es coger el tren, que sale desde la estación de Rossio. El trayecto dura unos 40 minutos y la ida y vuelta cuesta 4,50€.

– Otra opción, probablemente la más cómoda, es alquilar un coche y hacer un trayecto de unos 30 minutos por la vía A37.

– Por último, puedes optar por ir a Sintra en autobús reservando una excursión de un día entero.

¿Cuánto cuesta el Museo del Azulejo?


Una entrada de adultos para el museo cuesta 5€, mientras que para personas senior (mayores de 65), estudiantes y jóvenes cuesta 2,50€.

¿Cómo planificar tu itinerario de los lugares que quieres ver en Lisboa? 

Regístrate en Passporter y planifica tu viaje de la forma más organizada y según los días y sitios que quieras ver en Lisboa.

Con la app podrás:

  • Inspirarte de las experiencias de otros viajeros.
  • Guardar información valiosa sobre los destinos que quieres visitar y que has encontrado en internet. Sólo debes instalarte la extensión de Chrome y guardar todo lo que sea útil para tu viaje.
  • Guardar los tíquets y reservas.
  • Organizar tu ruta en google maps teniendo como punto de partida tu alojamiento o cualquier otro que tú le indiques.
  • Conocer la mejor opción de desplazamiento para cada lugar.
  • Ir guardando y publicando sobre la marcha tus propias fotos y experiencias en cada uno de los lugares, para cuando alguien te pregunte ¿Y cómo estuvo tu viaje a Nueva York? Visita mi perfil de viajero en Passporter.

Si te interesa saber más sobre como utilizar y sacarle todo el provecho a la app de Passporter, puedes leer nuestro post: Como crear un itinerario de viaje en Passporter.

ES_01_728

No hay comentarios

    Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: